Que la Biblia que hoy recibimos sea en adelante nuestra herramienta para contribuir en la construcción del Reino de Dios


Esfuerzo compartido


Para tener en cuenta:
Preparar el lugar de donde sale la procesión con los siguientes signos: Biblia, cirio, un espejo y la comunidad. Estos signos serán llevados por tres personas, la comunidad es el grupo que va en marcha.

Preparar el lugar a donde llega la marcha con una mesa donde se pondrán los signos y las biblias. Siete velas que se utilizarán en el momento del pregón.

Hacer carteles con frases alusivas a la Palabra y ubicarlos en diferentes lugares por donde pase la procesión.

Te proponemos algunas frases para seleccionar las que se consideren necesarias (pueden ser entre seis y diez). Al final encontrarás dos frases claretianas que deben ir siempre.

Frases bíblicas y claretianas
1. La palabra está muy cerca de ti, en tu boca y en tu corazón, para que la pongas en práctica (Dt 30,14).
2. En mi corazón he atesorado tu Palabra, para no pecar contra Ti. (Sal 119,11)
3. Este es mi consuelo en la aflicción, tu palabra me ha vivificado (Sal 119,50).
4. ¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras!, más que la miel a mi boca. (119,103)
5. Tu Palabra es antorcha para mis pasos, luz en mi camino (Sal 119,105).
6. La explicación de tus palabras ilumina, instruye a la gente sencilla. (Sal 119,130).
7. Me regocijo en tu palabra, como quien halla un gran botín. (Sal 119,162).
8. Que cante mi lengua tu palabra, porque todos tus mandamientos son justicia (Sal 119,172).
9. Con toda mi alma espero en el Señor, y confío en su palabra (Sal 130,5).
10. Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia, no te olvides ni te apartes de las Palabras de mi boca. (Pro 4,5)
11. La hierba se seca y la flor se marchita, pero la palabra de nuestro Dios permanece firme para siempre (Is 40,8).
12. Así será la palabra que sale de mi boca, no volverá a mí vacía sin haber realizado lo que deseo, y logrado el propósito para el cual la envié (Is 55,11).
13. El Señor extendió la mano, me tocó los labios y me dijo: Yo pongo mis Palabras en tu boca. (Jr 1,9)
14. "No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios." (Mt 4,4).
15. Cualquiera que oye estas palabras mías y las pone en práctica, será semejante a un hombre sabio que edificó su casa sobre la roca (Mt 7,24).
16. Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; mas solamente di la palabra y mi criado quedará sano (Mt 8,8).
17. Aquel en quien se sembró la semilla en tierra buena, éste es el que oye la palabra y la entiende, éste sí da fruto y produce, uno a ciento, otro a sesenta y otro a treinta (Mt13,23).
18. El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán (Mt 24,35).
19. He aquí la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra. (Lc 1,38).
20. Mi madre y mis hermanos son estos que oyen la palabra de Dios y la ponen en práctica (Lc 8,21).
21. La Palabra era la luz verdadera que ilumina a todo ser humano. (Jn 1,9)
22. Y la Palabra se hizo carne y puso su morada entre nosotros. (Jn 1,14)
23. Si vosotros permanecéis en mi palabra, verdaderamente sois mis discípulos (Jn 8,31).
24. Las palabras que les he dicho son espíritu y son vida (Jn 6,63).
25. Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna (Jn 6,68).
26. El que me rechaza y no recibe mis palabras, tiene quien lo juzgue; la palabra que he hablado, ésa lo juzgará en el día final (Jn 12,48).
27. Si alguno me ama, guardará mi Palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos con él morada (Jn 14,23)
28. La palabra está cerca de ti, en tu boca y en tu corazón. Esta palabra es el mensaje de fe que predicamos. (Ro 10,8).
29.Proclama la palabra, insiste a tiempo y a destiempo, convence, reprende y anima, enseñando con toda paciencia. (2 Tim 4,2).
30. Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que cualquier espada de dos filos (Heb 4,12).
31. Quien guarda su palabra, en él el amor de Dios ha llegado a su plenitud. (1 Jn 2,5).
32. “Pero lo que más me movía y entusiasmaba era la lectura de la Santa Biblia, ha la que siempre he sido muy aficionado” (San Antonio María Claret).
33. Misioneros claretianos, Oyentes y Servidores de la Palabra de Dios.

Después de tener lista la mesa con los diferentes signos: Biblia, Cirio, y espejo, el animador invita la comunidad a disponerse para comenzar la celebración.

1. SALUDO
Animador: Estamos reunidos en torno a la Palabra de Dios. Peregrinos seguidores de sus huellas, animados y seducidos por su Palabra, vamos a ponernos en camino como comunidad de creyentes; un camino para redescubrir nuestra identidad de Oyentes y Servidores de la Palabra en un mundo cada vez mas necesitado de palabras de amor, justicia y verdad. Alegremos este momento cantando:

2. CANTO:
La canción del Testigo

3. SIGNOS (La palabra, la luz y el espejo)
Tres personas tomarán la Biblia, el cirio y el espejo, que levantarán frente a la comunidad en la medida que sean presentados por el animador.
Animador: He aquí la Palabra.
Tod@s: Que aprendamos a escuchar, estudiar, enseñar, orar y testimoniar la Palabra con nuestra vida.
Animador: He aquí la luz.
Tod@s: Que ella sea antorcha para nuestros pasos y seguridad en nuestro camino.
Animador: He aquí el espejo.
Tod@s: Que la Palabra sea como un espejo, donde arreglemos nuestra vida, según la historia, los personajes y las enseñanzas que se reflejan en ella.
Animador: He aquí la comunidad.
Tod@s: Lugar privilegiado donde se comparte y reparte el pan de la Palabra.

4. PROCESIóN
Las personas con la Biblia, el cirio, el espejo irán al frente de la procesión, la comunidad detrás, acompaña entonando un canto de caminada. Se detendrán donde estén las frases que se han puesto previamente, para leerlas entre todos a una sola voz.

Animador: Iniciemos nuestra marcha con paso firme para sentirnos peregrinos del Reino, y con voz fuerte para ir cantando y rezando las frases bíblicas que como señales de tránsito indican el camino cierto hacia nuestra meta final.
Tod@s: Que Dios Padre acompañe nuestro caminar guiados por anuncios de su Palabra
Animador: Que esta marcha nos recuerde el camino del Exodo hacia la tierra prometida, y el camino de Jesús desde Galilea hasta Jerusalén.
Tod@s: Y el camino de las primeras comunidades cristianas que llevaron el evangelio desde Jerusalén a Roma y hasta los confines de la tierra. Una tarea que queremos continuar en nuestra comunidad cristiana, 2.000 años después.
CANTO: Somos un pueblo que camina.

5. PRESENTACIóN DE LA PALABRA
Terminada la procesión, los signos son puestos en una mesa dispuesta para la ocasión. Después de esto continúa la celebración.
Animador: Señor, al iniciar este curso de formación bíblica, te pedimos que tu palabra habite en nosotros. Que ella sea hermana y a la vez maestra en nuestra vida, en nuestras relaciones familiares y en nuestra vida cotidiana. A cada uno de nosotros y nosotras danos un corazón abierto y disponible para que nos invada y nos transforme, según tus designios, de cara a la misión que nos has encomendado.
Tod@s: Que la Biblia no sea un adorno en nuestras casas, sino una luz que ilumine nuestra vida y la de todos los que nos rodean.
Animador: Para hacer una bendición comunitaria de nuestras biblias, pongamos todos nuestras Biblias sobre la mesa, junto a los signos que nos han acompañado hasta ahora.

6. LECTURA DEL PREGóN
Después de motivar sobre la solemnidad del pregón, como en la noche de la vigilia Pascual, se hace la lectura como se indica a continuación, unas veces todos y otras a dos coros. Después de cada coro, una persona elegida con anticipación, enciende una vela y se coloca al frente, al lado del cirio, buscando quedar al final, tres a lado izquierdo y tres al derecho del Cirio. Tod@s. He aquí hermanos, la Palabra que nos llega como un regalo del amor sin fronteras. Ella, que resuena desde siempre en el ámbito eterno de Dios Padre, Dios Hijo, y Dios Espíritu Santo, se nos viene, peregrina en nuestra historia, pronunciando nuestros nombres y llamando a nuestras puertas.
Ella es la voz de Dios que resuena a través del viento, las nubes y los truenos; Ella es como la lluvia que alimenta el caudal de mares y ríos. Corriendo altivos en medio de valles y montañas, para bañar la madre tierra y dar vida a hombres y mujeres que alaban las maravillas de una creación hecha por el amor de tu palabra.

Coro 1
La Palabra es voz de silencio sonoro de Dios; la voz de la eternidad hecha tiempo; es la voz del misterio de la luz...la voz de Dios hecho letra, sílaba y palabra.
Ella es la voz del Dios hecho hombre que pudo decir un día: Padre, Madre y hermanos. Esa es la voz – Palabra que pronuncia nuestros nombres y llama a nuestra Puerta.

Coro 2
Abrámosle la puerta...., todas las puertas y las ventanas, incluso las que nunca se abren... abrámosle la mente, las manos, los ojos y los oídos. Abrámosle el corazón y todo nuestro ser, y arrodillemos el alma para acogerla.

Coro 1
La Palabra,- generadora de vida-, engendrará libertad en nuestras esclavitudes, hará que la sonrisa florezca en nuestras lágrimas y que irrumpa la esperanza cuando no haya horizontes.

Coro 2
Ella,- hermana entre los hermanos,- sembrará la verdad en nuestros campos de mentiras, orientará nuestros pasos en nuestra vida sin sentido, hará brotar la paz en nuestros surcos de rencillas.

Coro 1
La Palabra, - moradora en nuestra tienda-, pondrá su luz radiante en nuestra noche oscura, alumbrará su fuego ardiente en nuestro frío invierno, remansará su armonía en nuestro ruido opaco.

Coro 2
Ella,- Prometedora del Reino entre los hombres y mujeres-, poblará nuestros labios de discursos proféticos, animará nuestra oración de cada día, será para nosotros el Pan de Nuestra mesa y alentará en cada momento la Misión recibida.

Tod@s:
La Palabra, Compañera y amiga de los pobres, arrancará nuestras vidas de la instalación y consumo, nos hará caminar junto a los oprimidos y marginados, nos urgirá a ser hermanos de los más necesitados, y nos hará acercarnos a los alejados y a los sedientos de Dios.
Abramos pues, hermanos, el corazón, la casa, el barrio, el campo y la ciudad a la Palabra y sintiéndonos hijos de un mismo Padre tomémonos de las manos para sentir la unidad y el compromiso con Ella.

Cantemos juntos:
CANTO: Tan cerca de mí.

7. BENDICIÓN Y ENTREGA DE LA PALABRA
El animador explica que a continuación se va a hacer la bendición comunitaria de las Biblias. Invita a que todos extiendan sus manos hacia las Biblias y digan:

Tod@s: Que el Señor bendiga estas Biblias y también a nosotros, para que abramos nuestras manos para acogerla y el corazón para que se llene de ella. Que el Espíritu Santo nos ilumine y la tradición de la Iglesia nos oriente, para estudiarla, meditarla, compartirla y orarla. Que Ella sea una luz que ilumine nuestra vida, y a través nuestro, la de todos los que nos rodean.
Animador Hermanos y hermanas: en nombre del Señor les entrego la Palabra de Dios que ha de inspirar e iluminar sus vidas. Estudiémosla, meditémosla, como lo hicieron María, los Apóstoles, San Antonio María Claret, y tantos otros hombres y mujeres en el mundo; compartámosla comunitariamente y orémosla, a fin de que ella inspire y aliente nuestra común misión de anunciarla a los hermanos y hermanas del mundo.

El animador indica que pueden pasar a recoger sus Biblias.
Tod@s (con la Biblia en alto): Que la Biblia que hoy recibimos sea en adelante nuestra herramienta para contribuir en la construcción del Reino de Dios.
Que ninguno de nosotros y nosotras se quede sin leerla y anunciarla.
Que cómo Felipe estemos atentos a los hermanos que preguntan “¿Cómo entender si nadie me hace de guía?”. (Hc8, 31)
Que cómo Pablo, proclamemos la Palabra, a tiempo y a destiempo... realizando la función de evangelizadores y desempeñando a la perfección nuestro ministerio (1 Tim 4,2.5)
Que como los discípulos aceptemos la invitación de Jesús ““Vayan por todo el mundo y anuncien a todos la buena noticia” (Mc 16,15).

8. LECTURA Y REFLEXIÓN: Hch 8,26-31
26Después de esto, un ángel del Señor le dijo a Felipe: “Levántate y vete al sur, por el camino de Jerusalén a Gaza.” Este camino pasa por el desierto. 27Felipe se levantó y se fue; y en el camino se encontró con un hombre de Etiopía. Era un alto funcionario, tesorero de la reina de Etiopía, el cual había ido a Jerusalén a adorar a Dios. 28Iba de regreso a su país, sentado en su carro y leyendo el libro del profeta Isaías. 29El Espíritu le dijo a Felipe: “Ve y acércate a ese carro.” 30Cuando Felipe se acercó, oyó que el etíope leía el libro de Isaías; entonces le preguntó: ¿Entiende usted lo que está leyendo? 31El etíope le contestó: ¿Cómo lo voy a entender, si no hay quien me lo explique? Y le pidió a Felipe que subiera y se sentara junto a él. El animador puede hacer una reflexión en este momento o al final, una Lectura Comunitaria y Orante de la Palabra con este mismo texto.

9. PRECES
Animador Oremos hermanos a Cristo, al Espíritu Santo, a María y al Padre Claret para pedir su compañía en la semana bíblica que iniciamos.

1. Oremos a Cristo misionero
Coro 1: Que él nos ayude a ser sus imitadores, siendo fieles al anuncio de la Buena Nueva del Reino, especialmente entre los pobres. Roguemos al Señor.

2. Oremos al Espíritu Santo
Coro 2: Que el Espíritu Santo nos dé el don de la sabiduría e inteligencia para comprender el verdadero sentido de la Palabra de Dios, y el don de fortaleza para llevarla a la práctica. Roguemos al Señor.

3. Oremos a María nuestra Madre
Coro 1: Que María nos enseñe a encarnar la Palabra en nuestra vida personal y comunitaria y a darle luz en el contexto histórico de hoy. Roguemos al Señor.

4. Oremos al Padre Claret
Coro 2: Que el Padre Claret reavive en nosotros el carisma que recibió para que urgidos por la caridad, seamos como él, fieles servidores de la Palabra, en medio del pueblo. Roguemos al Señor.

Animador
Padrenuestro.. y oración final
Bendición final y Canto final