Consulta diaria


Primera lectura
: Ez 37,21-28: 
Los haré un solo pueblo
Salmo: Interleccional Jr 31: 
El Señor nos guardará como un pastor a su rebaño
Evangelio: Jn 11,45-57: 
Reunirá a los hijos de Dios

 

45 Muchos judíos que habían ido a visitar a María y vieron lo que hizo creyeron en él.
46 Pero algunos fueron y contaron a los fariseos lo que había hecho Jesús.
47 Los sumos sacerdotes y los fariseos reunieron entonces el Consejo y dijeron: ¿Qué hacemos? Este hombre está haciendo muchos milagros.
48 Si lo dejamos seguir así, todos creerán en él, entonces vendrán los romanos y nos destruirán el santuario y la nación.
49 Uno de ellos, llamado Caifás, que era sumo sacerdote aquel año, les dijo: No entienden nada.
50 ¿No ven que es mejor que muera uno solo por el pueblo y no que muera toda la nación?
51 No lo dijo por cuenta propia, sino que, siendo sumo sacerdote aquel año, profetizó que Jesús moriría por la nación.
52 Y no sólo por la nación, sino para reunir en la unidad a los hijos de Dios que estaban dispersos.
53 Así, a partir de aquel día, resolvieron darle muerte.
54 Por eso Jesús ya no andaba públicamente entre los judíos, sino que se marchó a una región próxima al desierto, a un pueblo llamado Efraín, y se quedó allí con los discípulos.
55 Se acercaba la Pascua judía y muchos subían del campo a Jerusalén para purificarse antes de la fiesta.
56 Buscaban a Jesús y, de pie en el templo, comentaban entre sí: ¿Qué les parece? ¿Vendrá a la fiesta o no?
57 Los sumos sacerdotes y los fariseos habían dado órdenes para que quien conociese su paradero lo denunciase, de modo que pudieran arrestarlo.


Comentario

 

El pueblo se encuentra dividido en relación a Jesús. Los mismos signos realizados por Jesús colocan al pueblo en división, en contraste. Jesús permite que los que son ciegos vean la luz y entren en contacto con la luz, la cual termina encegueciendo a los hombres de religión, a los especialistas de la ley.

Y el conflicto no se hace esperar. La novedad que Jesús trae es desenmascaradora de los egoísmos estructurales de la religión judía que había perdido el horizonte de humanización que estaba llamado a vivir. La Buena Nueva se encuentra amenazada por la “certeza” y la “seguridad” que ofrece el sistema religioso de turno. En la vida cristiana podemos perder la capacidad de vivir la alegría y la fuerza de la novedad. Hay que estar atentos a las prácticas religiosas que realizamos y a la manera de vivir la religión, para que no adormezcamos la capacidad de hacerle caso a Dios y a su novedosa propuesta de humanización.

Que esta semana participemos de la frescura del Evangelio.

 

 

 

 

 

July 2019
Su Mo Tu We Th Fr Sa
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3