Consulta diaria


Primera lectura
: Dn 13,1-9.15-17.19-30.33-62: 
Ahora tengo que morir
Salmo: 22:
Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú vas conmigo
Evangelio: Jn 8,1-11: 
Quién no tenga pecado, tire la piedra

 

1 En aquel tiempo, Jesús se dirigió al monte de los Olivos.
2 Por la mañana volvió al templo. Todo el mundo acudía a él y, sentado, los instruía.
3 Los letrados y fariseos le presentaron una mujer sorprendida en adulterio, la colocaron en el centro,
4 y le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en adulterio.
5 La ley de Moisés ordena que mujeres como ésta sean apedreadas; tú, ¿qué dices?
6 Decían esto para ponerlo a prueba, para tener de qué acusarlo. Jesús se agachó y con el dedo se puso a escribir en el suelo.
7 Como insistían en sus preguntas, se incorporó y les dijo: El que no tenga pecado, tire la primera piedra.
8 De nuevo se agachó y seguía escribiendo en el suelo.
9 Los oyentes se fueron retirando uno a uno, empezando por los más ancianos hasta el último. Jesús quedó solo con la mujer, que permanecía allí en el centro.
10 Jesús se incorporó y le dijo: Mujer, ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado?
11 Ella contestó: Nadie, señor. Jesús le dijo: Tampoco yo te condeno. Ve y en adelante no peques más.


Comentario

 

El relato pone sobre la mesa la manera concreta cómo Jesús se relaciona con los pecadores. Jesús desde su aparición en la historia se definió amigo de los pobres, de los despreciados de la sociedad. Los publicanos y las prostitutas son sus amigos. La élite religiosa y sacerdotal lo acusó de blasfemo por perdonar los pecados de gente indeseable. Hoy, Jesús transgrede todas las normas.

Ahora se atreve a perdonar a una pecadora, a una mujer sorprendida en adulterio. Durante este tiempo de gracia que la Iglesia nos regala tenemos que hacer el ejercicio de asumir que somos pecadores y acercarnos con alegría y esperanza a Jesús. Él no nos condena; nos muestra el amor y nos impulsa a la reconstrucción de la vida, por más desgarrada que esta esté. No olvidemos: Dios siempre puede hacer nuevas nuestras vidas, haya pasado lo que haya pasado. En esta cuaresma abrámonos al perdón, para que vivamos la fiesta de la misericordia en nuestras vidas.

 

 

 

 

July 2019
Su Mo Tu We Th Fr Sa
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3